jueves, diciembre 07, 2006

Ayer empezó la navidad

La fundación Divino Niño se encarga de recolectar donaciones y dar soporte al Albergue Sagrado Corazón de Jesús, que gracias al esfuerzo desinteresado de un grupo de monjas, sirve como refugio a más de 50 niñas huérfanas. Ayer, gracias al apoyo de empresas y familias, se les preparó una hermosa velada de navidad a todas las niñas en el Club Toshiba. Yo asistí en calidad de fotógrafa voluntaria, y para mí fue una experiencia que siempre recordaré. Fue hermoso, las niñas no paraban de sonreir y pasarla bien. Contamos con payasos (de la emprea Bonchesitos, que nunca había oído, pero quedé impresionada con la calidad de éstos jóvenes!), regalos, pop corn, algodón dulce, música y entretenimiento...y por supuesto MUCHAS FOTOS!El día de ayer fue realmente especial para mí, porque no entregué dinero, ni lo recibí. Pero di de mi tiempo, de mi cariño, de mi fotografía. A cambio recibí 54 sonrisas de niñas felices, recibi 54 abrazos y un millón de gracias...y eso vale montones!

En un momento que estaba con ellas en el patio, mientras difrutaban de los columpios, se me acerca una niña de unos 13 años, me pregunta mi nombre, le contesto Melissa y me dice: Mi nombre es Maria, mucho gusto y gracias por tomarnos fotografías!

Gracias a ti Maria por existir! por sonreir!


2 comentarios:

yaritza madera dijo...

Melissa,

Que cosa más chula, la verdad es que mientras mas te conozco mas cosas interesantes salen a relucir. En verdad es que cuando uno toma un poco de su valioso tiempo para servir a los demas uno se siente diferente. Las fotos están bellisisisimas, como diria el rey lemur de la película animada Madagascar!

Rafael dijo...

Diantre, se me aguaron los ojos!
Nada, la prox. vez que se te presente algo así yo voy a estar allá y espero ser invitado, aunque sea en calidad de morenomático.