jueves, noviembre 16, 2006

Despedida


“Te Quiero”, fueron las últimas palabras que mencionaste antes de partir y estuve a punto de salir corriendo tras de ti, de tratar de alguna forma de detenerte, de suplicarte, de pedirte, de hincarme si fuese necesario para que te quedaras...

Pero me quedé estática, cerré los ojos y sólo me concentré en oír aquel sonido del barco al abrirse camino entre las aguas...

Cuantos sueños, cuantas ilusiones, cuantos anhelos, cuantos sentimientos se pierden ahora en el lejano horizonte...

Ya anochece y el sol ha decidido perderse en aquel punto donde cielo y mar se unen, quizás huye, se esconde, se sumerge a distancia entre las aguas y le da paso a la luna para que sea dueña de la noche....

Yo aún continuo de pie, frente al muelle en el que hace un rato nos despedimos, en el que hace tan sólo instantes sentí tu corazón latir a la misma velocidad que el mío, tus ojos brillaban y traté por primera vez en años, de descifrar aquello que me ocultaban...

Trato de palpar aún tus manos frías y sudorosas entre las mías...de sentirles el pulso y darme cuenta que tu corazón latía cada vez más fuerte, más rápido...

Me diste un beso en la frente, aquel que tanto me gusta, y como siempre, no sentí miedo y me sentí protegida junto a ti...

Has prometido que volverás y queda mi corazón en un abismo hasta tu llegada...

Ya el sol se ocultó por completo y sólo aquella luz blanca y brillante se refleja en el mar...si tan sólo pudieras estar a mi lado en este momento y contemplar la luna llena, cómplice tantas veces de nuestro amor...

He decidido marcharme...y ahora camino a la orilla de la playa, descalza......y al sentir la arena fría en mis pies vuelvo a vivir aquel día en que caminábamos de ésta misma forma, disminuyendo cada vez más nuestro paso para tratar lo más posible de hacer eterno este momento....

Hace frío y el suave viento ha decidido retozar con mis cabellos ya blancos por las canas...

Continúo el trayecto hacia la casa y desearía que el tiempo no transcurriera para no tener que llegar y encontrarme con el vacío de tu ausencia...porque sé que ya nada será igual sin ti...

Cada rincón tendrá tu recuerdo, y todo quedará intacto, tal cual lo dejaste...

El lado de tu cama aún tendrá tu perfume y todavía estará aquel libro que leías, encima de la mesita de noche...

2 comentarios:

JGG dijo...

No puedo decir nada mas, precioso, plas, plas, plas.

Lunatica!! dijo...

es tan dificil dejar de revivir momentos,

saludos:)